En la era de la tecnología cada día se nos pone más difícil apartar momentos para la reflexión, todo nos es dado y masticado estamos dejando en manos de unos cuantos que piensen por nosotros, a si el amor al prójimo tan necesario para vivir se esta aparcando más y mas en aras del: “mi vida, mi libertad, mi autoestima, mi carrera, mis deseos que siempre acaban provocando situaciones inestables, pero nos lo dicen continuamente en todos los medios a nuestro alcance, lo primero: tú, tú, tú . Hay reflexiones preciosas que si nos tomaramos el tiempo de analizarlas bien nos ayudarían a equilibrar un poco más nuestras emociones y a lo mejor recuperaríamos un poco de esa humanidad que poco a poco vamos perdiendo. Ejemplo: ” Cuando nos personemos en la eternidad de Dios lo único que nos llevaremos será nuestro carácter y lo que hemos hecho con el. Y el Dios que todo lo juzga nos ara ver cuanto de bueno nos perdimos por solo querer vivir para nosotros mismos.
Piensa amigo que no duele” _ E. Mazo