El ser humano es de todo menos justo. ¿Entonces si no es justo como se puede confiar en él?  “No hay justo, ni aun uno;”   Romanos, 3:10 No!! no se puede confiar en él. Pero la desesperanza no es lo nuestro nosotros sabemos que nuestro corazón puede ser renovado por la gracia de Dios “crea en mí , oh Dios, un corazón limpio. Y renueva un espíritu recto dentro de mi” salmo 51,10  pero necesitamos el espíritu de Dios que recibimos por la sangre de Cristo vertida en el madero que nos lava de todo pecado y transgresión . ” Piensa amigo que no duele”