Porque tarda mucho en perder la paciencia conmigo.
Porque quiere que madure y me desarrolle en su amor
Porque se apena cuando no ando en sus caminos
Porque nunca me abandonara aunque el mejor de mis amigos o familiares lo haga.
Me ama cuando veo lo que soy y me comparo con su justicia, santidad, hermosura, en estos momentos es cuando creo de veras que Dios me ama
Y porque su palabra me susurra al oído ‘nunca te dejaré’