Pensamiento
 No traigas flores dónde antes no pusiste besos.
 No traigas flores dónde antes pusiste olvido
 No derrames lagrimas dónde antes pusiste soledad
 Perdiste la oportunidad de amarme, ahora no me quieras recordar
 No, no, no guardes mis cenizas lánzalas al viento, entre montañas donde
 las manos de Dios  las recogerán, Él las transformara en cuerpo nuevo
 lleno de eternidad.
” Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala”  Ec, 11:14