La violencia es sin duda el pan de los cobardes. Cuando alguien justifica la violencia en nombre de Dios lo hace en nombre de un Dios que no existe .
“Amaras a tu prójimo como a ti mismo” palabras de Jesús Amar es edificar no destruir.
El Dios que amamos  en esta pagina es aquel que condena la violencia y advierte de sus consecuencias.
Ezequiel ,7:11 dice: ” La violencia se ha levantado en vara de maldad; ninguno quedará de ellos, ni de su multitud, ni uno de los suyos, ni habrá entre ellos quien se lamente”  “El Señor prueba al justo. Pero al malo y al que ama la violencia su alma ( la esencia de Dios) los aborrece Sal 11:5 Sal 62:10 ” No confiéis en la violencia”
Este es nuestro sentir y esperamos que sea el de todos los que nos leen Gracias al Señor si es así