flor10Se cuenta que cuando la reina Victoria era una joven niña, asistió a un concierto en el que se ejecutaba “El Mesías” de Hendel.
Todos se pusieron de pie cuando la música vibro con el Rey de reyes y Señor de señores.
La Reina también se levantó, los que la acompañaban le hicieron observar que ella no debía ponerse en pie, pues era la reina, a lo que la soberana contesto “yo soy reina de Inglaterra, pero Cristo es mi Rey y Señor de señores”.