Un niño pregunta a su padre, Papá, ¿Dios es católico o protestante?

Hijo mio, Dios no es ni católico ni protestante; Dios es amor