¿Qué provecho tiene el hombre de todo su trabajo con que se afana debajo del sol?
Porque ni del sabio ni del necio habrá memoria para siempre. Eclesiastés 2:16
Más que nunca el hombre de hoy se encuentra preso en su propia trampa llamada progreso de la mal llamada civilización, la libertad en la que Dios nos creo como don sublime de su gracia cada día esta mas pisoteada por los poderes políticos y sociales creyéndose que son como Dios, y Dios solo hay uno y eterno poseedor único de justicia y misericordia ante el cual desde los mas débiles al mas grande y poderoso pasaran ante él para juicio eterno sin paliativos ” porque tú traerás toda obra a juicio, junto con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala” Eclesiastes