” Nuestro socorro está en el nombre del Señor, Que hizo el cielo y la tierra” ” “Cercano estás tú, oh Señor y todos tus mandamientos son verdad” Salmos 124:8 119:151
Dios es el soberano Omnisciente y al mismo tiempo el Padre cercano que conoce nuestras necesidades mucho más que nosotros mismos. Todo le pertenece y todos nuestros días están en sus soberanas manos, la respuesta que él espera de nosotros es confianza y esperanza. En ninguna parte de la Biblia nos dice que el ser hijos suyos nos librará de las dificultades de la vida.
Somos pecadores y vivimos en un mundo lleno de pecado y esto trae consecuencias, sobre todo para los que se dejan arrastrar de distintas maneras. El gran privilegio que él nos concede es, que, si nos  arrepentimos sinceramente del pecado de nuestras vidas, Dios nos perdona y estamos bajo las alas de sus  promesas eternas e inmutables ” Señor dichoso el hombre que en ti confía”